martes, 19 de mayo de 2009

PORQUE DIOS...PORQUE

La alejaste de mi vida
de mi amor y de mis besos,
te la llevaste muy de prisa
siendo yo aún demasiado pequeño
y aquella inocencia me impedía
imaginar lo que tristemente sucedía.

Ahora que los años han pasado
mi corazón jamás la a olvidado,
aún me resisto a creerlo
pero solo me queda aceptarlo,
en fin, sabrás porque te la llevaste
y de mi lado para siempre la alejaste.

Y es que el valor de una madre
nunca se podrá calcular,
me privaste de aquella frase:
¡Te quiero hijo mío!
y de todo lo divino y hermoso
que trae consigo tener a una madre.

Te la llevaste y se que para siempre
pero mantengo viva la esperanza,
de encontrarla allá donde se ha ido
y una vez entre sus brazos cual un niño,
pronunciar aquella palabra bendita: Mamá
y repetirla emocionado con todo mi cariño.

Se también que nunca la devolverás
y ese vacío inmenso, esa dolorosa ausencia,
que me dejó tras su partida eterna
se ha vuelto dentro de mi existencia,
algo que aprendí a sobrellevarlo
con muchas lágrimas y honda dolencia.

A veces considero injusto lo que hiciste
por haberme quitado al ser mas querido,
y porque también nunca permitiste
que en sus brazos me haya tenido,
pero sabes, hay algo que no pudiste:
que yo olvidarla, no lo he conseguido.

Jamás me cansaré de preguntarte
¡Porque! Porque te la llevaste,
talvez quisiste verme sufrir y llorar
sin que a mi madre pudiera acariciar,
o quizás estaba ya escrito que me dejaría
y que tan tempranamente a tu lado se iría.

Solo te suplico que la tengas a tu lado
ya que del mío la has arrancado,
y que en la vida nadie quiera reemplazarla
porque se que nunca podría amarla,
por eso, porque aquí no la dejaste
porque Dios…porque te la llevaste.

09/10/1997



No hay comentarios:

SECRETO AMOR

 Nadie sabe cuanto amor corren por mis venas Ni que tú dulce sonrisa me alivia algunas penas, Ya no recuerdo como es que llegué a quer...