jueves, 16 de abril de 2009

ALEGRIA FINGIDA

Que fácil dibujar una sonrisa al exterior
que difícil sonreírle al corazón,
tan sencillo disfrazar nuestro dolor
pero imposible engañar a la razón.

Sonrisas que brotan de labios mentirosos
suspiros que van hacia el fondo del alma,
reflejo empañado por ojos misteriosos
angustias sin fin que agitan la calma.

Tristeza vestida de falsa alegría
ilusiones que de nuevo van muriendo,
sentimientos cubiertos por melancolía
esperanza que se va desvaneciendo.

Lágrimas frías que vienen a mi encuentro
lluvia prisionera deseosa de caer,
gotas de rocío que ruedan para adentro
tormenta abrumadora que aflige mi ser.

Alegría fingida que en el fondo es dolor
nostalgia que nace en una noche fría,
son los saldos de este loco amor
corazón en quiebra al terminar el día
24/07/2003

2 comentarios:

Rosalie dijo...

este poema me hace recordar algunas cosas...a veces a uno le toca mostrar una cara que no refleja en nada lo q uno en realidad siente en esos momentos...

MELICSA HORNA dijo...

Es cierto lo que escribes, a veces lo que mostramos al exterior es completamente distinto o contrario a lo que sentimos por dentro, las penas muchas veces las tenemos que disfrazar con fingidas sonrisas, tu lo describes con mucha precision, eres realmente buenisimo, besitos sii....